Blanca Palidez

ROMA 4/7/92

No sé, a veces me parece que el pasado existe todavía y que yo lo traigo al presente a voluntad. ¿ Será que el hecho de que exista en mi mente basta y sobra para que su existencia sea verdadera ?.

¿ Como puede ser que al escuchar, por ejemplo, “Por tu blanca palidez”, me halle, sin mucho esfuerzo, bailando en la casa de Roberto, un sábado cualquiera del año 72, 73 ó 74 ?.

Y siento placer por ello.

Y siento alegría y tristeza.

Y vuelo entre los árboles y los edificios de Flores hasta la casa de Maria Estela un viernes a la noche, bailando la misma melodía,……….. mucha gente, mucho humo, poca luz y todo el tiempo del mundo para gastarlo en un instante.

Que se hizo de Maria Estela ?, me pregunto mientras vuelo, esta vez, a lo de Horacio y después a lo de Germán a bailar la misma melodía y a discutir siempre lo mismo.

El tiempo transcurrió y ya no somos los mismos, ni frecuentamos los mismos lugares. Cada uno hizo su propio mundo, pero en mi mente, base de datos de cuatro dimensiones, están todos ellos, bailando esa y otras melodias, quizás para matar el tiempo, mirándonos de reojo para adivinar nuestros próximos pasos, nuestros próximos movimientos, sin apuros, equivocándonos, arrepintiéndonos a veces de nuestros actos, pero con muchas ganas de vivir.

Esa es la alegría.

Los tengo vivos en algun paraje distante de mi mente.

¿ Morirán conmigo ?, ¿ ó seguirán existiendo en el tiempo real del Universo ?.

Nadie lo sabe. 

Esa es la tristeza.

© Daniel Eugenio,1992 All Right Reserved